Noticias

M de Miscelánea y B de Biblioteca – Mi Biblioteca, Nº 51

Categories: Miscelánea

Mi Biblioteca

Las bibliotecas son los motores para el cambio

Hace unas semanas en el marco de la asamblea general de la World Library and Information Conference celebrada en la ciudad de Wroclaw, Polonia,  asumí con orgullo, emoción y compromiso la Presidencia de la mayor Organización de Bibliotecas a nivel mundial. Se trata de la Federación Internacional de Bibliotecas e Instituciones Bibliotecarias conocida por sus siglas en inglés como la IFLA.

Ni que decir tiene que asumo esta gran responsabilidad junto con los otros miembros de la Junta de Gobierno y con la Secretaría General para trabajar con todo el sector bibliotecario en el futuro de la profesión y para el buen hacer de las bibliotecas y los centros de información. Mi relación con la IFLA empezó en 1993 en la Conferencia que se celebró en Barcelona; en el 2005 fui elegida miembro del comité permanente de Bibliotecas Públicas donde trabajamos entre otros documentos, las útiles “Directrices IFLA/UNESCO para el desarrollo del servicio de bibliotecas públicas”. Y en realidad, tras ser elegida miembro de la Junta de Gobierno en 2013 ya inicié la actividad de las propuestas que ahora se han convertido en el ‘leitmotiv’ de mi programa presidencial. En ese período tuve la oportunidad de trabajar en la búsqueda de alianzas estratégicas para asegurar el acceso a la información a través de las Bibliotecas. Propuesta que me llevó a reunirme con varios mandatarios y responsables de las Oficinas de Derechos de Autor y Propiedad Intelectual de la mano de la OMPI, Organización Mundial de la Propiedad Intelectual, para asegurarnos desde la IFLA que se entendía la función y el valor social de las bibliotecas y la necesidad que los países miembros de la ONU ratificaran el Tratado de Marrakech: facilitar el acceso a las obras publicadas a las personas ciegas, con discapacidad visual o con otras dificultades para acceder al texto impreso; y también de la necesidad de excepciones y limitaciones de derechos d autor para las bibliotecas.

Un etapa muy fructífera que contribuyó a que 10 países de América Latina y el Caribe ratificaran dicho Tratado convirtiéndolo en un tratado Internacional al obtener 20 ratificaciones durante los años consecutivos a su firma en la Ciudad de Marrakech.

Mi objetivo principal para estos dos próximos años, es que los gobiernos vean a las bibliotecas como una inversión para el desarrollo de sus comunidades. Y por lo tanto, apuesten por su planificación estratégica y dotación presupuestaria a fin de conseguir los mejores beneficios fruto de su inversión. A nivel global la IFLA prepara una estrategia alineada con los Objetivos de Desarrollo Sostenible y su impacto contribuye a nivel local a que las bibliotecas se alineen a los planes nacionales y locales de desarrollo de la Agenda 2030, siendo motores del cambio.

Artículo publicado en Mi Biblioteca, Nº 51. Otoño, 2017

Comparte conocimiento:Share on Facebook0Tweet about this on TwitterShare on Google+0Share on LinkedIn54Email this to someone

Deja un comentario