Noticias

M de Miscelánea y B de Biblioteca – Mi Biblioteca, Nº 42

Categories: Miscelánea

logo-mi-blbioteca-opt

“Transformemos nuestras bibliotecas nosotros mismos”

Acabo de regresar de la Conferencia anual que la American Library Association (ALA) ha celebrado este año en San Francisco (California) Estados Unidos de América, donde he tenido el honor de ser invitada como bibliotecaria internacional para asistir a sus eventos y para participar en la reunión del Comité de Relaciones Internacionales.

Bajo el título “Transformemos nuestras bibliotecas nosotros mismos” la Conferencia de este año ha contemplado tres ejes centrales para facilitar el debate de los profesionales: la promoción, las políticas de información y el desarrollo y liderazgo profesional. También se presentó la nueva Presidenta Sari Feldman que centrará su programa 2015-2016 bajo el lema “Bibliotecas transformadoras” con la finalidad de reconocer el trabajo que realizan las bibliotecas para la mejora de la sociedad.

Vuelvo impresionada y no sólo por la cantidad abrumadora de asistentes que se registraron (más de 22.500 bibliotecarios de todos los rincones de los EEUU) a los que se sumaron varios centenares de invitados de los cuatro puntos cardinales del mundo; así como también viendo la programación de más de 2.850 actividades en las que participaron 6.813 conferenciantes y la celebración de centenares de reuniones de los comités permanentes de la mayor de las asociaciones bibliotecarias del mundo. Pero lo que me ha impresionado más, especialmente porque me parece muy buen síntoma de alegría económica en el sector, es el hecho de que más de 900 empresas exhibidoras hayan hecho posible la mayor feria de muestras del mundo de la información y de las bibliotecas, la mayor que jamás había visto hasta la fecha. Cuando accedí al recinto ferial pensé, mientras las empresas revoloteen alrededor de los bibliotecarios y demás profesionales de las bibliotecas y les ofrezcan demostraciones, atenciones y regalos, es síntoma de que el mercado tiene muy buena salud. Y me alegré enormemente.

La organización de un evento de estas proporciones requiere además de un palacio de congresos dedicado exclusivamente al evento, de la suma de los salones y las salas de reuniones de unos cuantos hoteles de grandes dimensiones situados a lo largo de la ciudad y de los salones de actos de sus céntricas bibliotecas. Una ciudad convertida en una gran sede bibliotecaria con lanzaderas especiales para transportar con facilidad a los asistentes desde una a otra sala. Un enjambre de bibliotecarios ocuparon durante la semana del 25 al 30 de junio San Francisco e hicieron de la Golden city, la Ciudad Bibliotecaria por excelencia de los Estados Unidos de América.

Comparte conocimiento:Share on Facebook0Tweet about this on TwitterShare on Google+0Share on LinkedIn0Email this to someone

Deja un comentario